Blogia
CENTRO DE ESTVDIOS ABVLENSES Abla- Almería

Itinerarios

LA RUTA DE LAS FUENTES

LA RUTA DE  LAS FUENTES

                         Senderistas de la Ruta de las Fuentes

     Dentro del calendario previsto, en el Programa de Fiestas de Verano Abla/11, ha tenido lugar el día 13 de Agosto la ruta temática guiada “La Ruta de Las Fuentes”, que partió a la hora prevista desde “el caño de los Granaillos” de la localidad. El recorrido visita las antiguas fuentes de la localidad, hoy en desuso, destinadas en otro tiempo al abastecimiento de las barriadas cercanas y/o regadío de los parajes próximos.

     En el lugar de partida se rememoró “el caño viejo”, conocido popularmente como “el caño del lavadero”, que fue la primera acometida de agua potable en el casco urbano realizada en 1863 “a expensas del vecindario de la villa”, mediante una mina, que canalizaba un manantial desde el pago de Las Huertas.

     Siguiendo el recorrido descendemos por el callejón de la calle Albaicín hacia la rambla de Los Santos y siguiendo el curso de las aguas tomamos el primer barranco a la derecha. Remontándolo cruzamos el camino transversal de Los Olivares para encontrarnos con la Fuente Agria, cuyo nombre toponímico obedece a las propiedades organolépticas de sus aguas. La citada fuente surte a una balsa contigua, que riega el paraje del mismo nombre. Antiguamente, este paraje se aprovechaba como merendero tradicional, bastante frecuentado en las tardes estivales.

     Siguiendo el curso de la rambla, bajo la cuestecilla del mismo nombre, se localiza la Fuentecilla de los Santos, mencionada en el siglo XVIII como “fuente de Guzmán”. El caño metálico se encuentra semienterrado debido a la sedimentación, motivada por las sucesivas crecidas torrenciales de la rambla. Es un referente para determinar el nivel sedimentario, ocasionado por las riadas de los últimos siglos. Esta fuente abastecía al barrio Bajo del pueblo y en ella se recogía el agua para adecentar la ermita de los Patronos y el cementerio.

     Proseguimos la ruta hasta “la carrerilla del Majuelo” y desde aquí tomamos el paso de regadores hasta la balsa donde se encuentra la Fuente Colorá, que aparece citada en el Libro de Apeo (1571) y en el Catastro de Ensenada (1752). Actualmente está enterrada aunque el manantial aflora en la misma balsa, que riega desde este pago hasta el paraje de Los Galindos. Su nombre obedece al carácter ferruginoso de sus aguas.

     Siguiendo el curso de la rambla, tomamos la primera vereda a la derecha, que nos conduce a la Fuente de Los Galindos. Este manantial surte de agua a la balsa del mismo nombre, que riega este pago. Su fresca agua procede del manantial, cuya cimbra se interna en "el barranquillo del mar".

     Más abajo, tomamos el camino de la izquierda para llegar a la Fuente de Las Peñuelas. Se accede bajando por una escalinata de pizarra hasta la propia cimbra. El caudal riega este paraje hasta desembocar en la propia balsa de riego. Antiguamente accionaba un molino hidráulico, cuyas ruinas todavía pueden apreciarse. Fue uno de los lugares donde surgió la fiesta campestre de "La Merendica". Prosiguiendo por el camino de Las Peñuelas nos dirigimos por la carretera hacia el Mausoleo romano y desde allí tomamos “el camino de las eras” para enlazar a su vez con el camino de la Fuente del Manzano.

    La Fuente del Manzano ha sido la más renombrada por su antigüedad y popularidad. Aparece mencionada en el Libro de Apeo (s. XVI) y Catastro de Población (s. XVIII). Antiguamente, se le conocía como “la fuente del mesón” por la existencia de una hospedería próxima al camino, con reminiscencia árabe y romana. Tradicionalmente, en la noche víspera de S. Juan, los vecinos acudían a lavarse como símbolo de purificación. La fontana surtía de agua a las barriadas de levante del pueblo y la balsa riega el inmediato paraje del mismo nombre. La fuente originaria se ha perdido como consecuencia de unas obras inadecuadas. Actualmente el agua no es potable.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

LOS VIEJOS CAMINOS DE LAS ADELFAS

LOS VIEJOS CAMINOS DE LAS ADELFAS

                         Plano municipal de Abla (s. XIX). Extracto

     Los viejo caminos de Las Adelfas, que comunican el pueblo de Abla con dicho anejo municipal y viceversa, desde época inmemorial, aparecen denominados: “el camino Alto”, que discurre por el paraje de Montagón y “el camino Bajo”, más desnivelado, que transita por la cortijada Los Leones.

     “El camino Alto” fue reemplazado parcialmente en el siglo XIX por la nueva carretera de La Estación. Partía desde el ventorrillo  (antigua venta) y se encaminaba por el atajo de la cruz del muerto hacia el río Nacimiento. Una vez cruzado, se tomaba la carrerilla hasta la acequia de Ofatabla para desviarse por la vereda (actual carretera de La Estación), que discurría junto a la balsa de la gallina y cruzaba el camino Real para internarse en el pago de Montagón.  A la altura del cerro de Montagón, se bifurcaba a la derecha hasta conectar con el cordel de Escúllar (carretera de Escúllar), y proseguía por la vereda para encontrarse con el camino Bajo hasta desembocar en la rambla de Las Adelfas. Una vez pasado bajo el impresionante puente de ferrocarril (s. XIX), se llegaba a Las Adelfas Bajas.

     “El camino Bajo” comenzaba en la plaza Cruz de S. Juan, bajando por el camino de la fuente del Manzano hasta el Río Nacimiento y descendiendo por su cauce, se tomaba la cuesta del Molinillo para enlazar con el camino Real. Siguiéndolo hacia la derecha, se cogía el sendero de la cortijada de Los Leones para descender por una vereda a la rambla Alfarache. Ésta se remontaba hasta contactar por el barranco de la derecha con el cordel de Escúllar, en cuyas proximidades se encontraba el cortijo Juan Basilio. Cruzando dicho cordel de ganado, esta vereda llega a enlazar con el camino Alto hasta llegar a la rambla de las Adelfas, en cuyas inmediaciones se ubica esta barriada.

     En el año 2009, dentro del programa de actividades de las Fiestas de Verano, se realizó “La ruta de Las Adelfas”, utilizando ambos caminos (ida y vuelta), que todavía subsisten a pesar de haber caído en desuso. Al fin y al cabo es una opción diferente de hacer senderismo y recuperar los viejos caminos abulenses.

VISITA A ABLA DE LA ASOCIACIÓN A.A. REDENTORISTAS

VISITA A ABLA DE LA ASOCIACIÓN A.A. REDENTORISTAS

               Icono de Nª Sª del Perpetuo Socorro (Iglesia P. de Abla)

     El pasado domingo 20.06.2010 visitó Abla la Asociación de Antiguos Alumnos Redentoristas para realizar una jornada religioso-cultural en nuestro pueblo, consistente en una recorrido por los principales monumentos históricos-artísticos, asistir a la celebración de la Misa donde participó la coral de la asociación para finalizar con la procesión a la plaza Mayor del icono de Nª Sª del Perpetuo Socorro.

     La visita guiada por el director del C.E.A. comenzó a las 10.00horas, partiendo del mausoleo romano y se encaminó por el Abollón donde se visitó el tinao para dirigirse al aljibe-ermita de Las Maravillas. Siguiendo la calle Real se ofreció una breve explicación de la casa barroca, la plaza Mayor y el bajorrelieve del pórtico clásico para culminar en la Iglesia donde se dieron unas pinceladas históricas y artísticas.  

     Finalizados los actos religiosos se celebró una comida con asistencia de los miembros donde a los postres la coral animó el ambiente con unas melódicas habaneras. La jornada culminó con la visita a la ermita de los Patronos de Abla desde donde pudieron admirar las vistas panorámicas que ofrece el mirador y en cuyo trayecto el guía explicó el itinerario procesional de la Traída-Llevada de los Santos Mártires. De regreso a la explanada del mausoleo nos dimos una efusiva despedida y un ¡Hasta Pronto!

LA RUTA DE LAS FORTALEZAS

LA RUTA DE LAS FORTALEZAS

                                     Vestigios de la fortaleza de Abla 

          Esta ruta temática permite acercarnos a conocer los vestigios de las principales fortalezas árabes de Abla, enclavadas en lugares estratégicos para el control de los caminos, que desempeñaron un papel crucial en las guerras sostenidas entre los reinos de taifas de Granada y Almería en el siglo XI.

            Partimos del emplazamiento de la fotaleza de Abla, que reedificaran los árabes hacia el año 888, según menciona Ibn Hayyan en su obra literaria “Al Muqtabis”.

            La antigua fortaleza árabe estaba ubicada en la cima de la estribación montañosa sobre la que se asienta el pueblo. Presenta planta irregular adaptada a la forma amesetada, cuyos únicos vestigios subsistentes son los restos de lienzo del muro de poniente y el aljibe semienterrado, que recuerdan el esplendor en otro tiempo de esta ciudadela.

            Por su importancia estratégica, la función principal estaba ligada, además de la defensa de la población, al control de la ruta medieval que discurría de Granada a Almería. También desempeñó un papel relevante como centro neurálgico de las distintas fortalezas del entorno: Abrucena, Fiñana, Peñón de las Juntas, Montagón, Alcazavilla y las Torrecillas, que se hallaban comunicadas visualmente mediante señales visibles (humo o fogata) y que formaban un complejo sistema defensivo de la zona.

            Con la rendición de la fortaleza a los Reyes Católicos durante la campaña de Reconquista en 1489 perderá su funcionalidad e irá decayendo paulatinamente hasta quedar en un estado ruinoso y de abandono.

            Bajando la cuesta S. Marcos tomamos por el Alboyón  la antigua carretera en dirección a Almería y nos desviamos por el carril que conduce al Peñón de Las Juntas, donde antiguamente se asentaba una fortaleza árabe, que databa de época del Emirato (ss. VIII-IX), atendiendo al estudio sobre material cerámico disperso sobre la superficie. Estaba ligada al control sobre la comunicación del interior granadino al litoral almeriense por esta vía natural.

            Se halla ubicada en un promontorio amesetado en forma de espolón rocoso y escarpado de difícil acceso, salvo por su lado oeste. Además, favorece su inexpugnabilidad al hallarse flanqueada por la confluencia a su pie de los ríos Abrucena y Nacimiento.

            La fortaleza árabe estaba construida de mampostería en seco con lajas de pizarra. El trazado del recinto amurallado cerraría totalmente la zona más elevada, cuyas murallas formaban un perímetro totalmente cerrado, tanto en las zonas más escarpadas y de más fácil defensa (oeste y sur) como en las más alomadas (norte y este). El citado yacimiento arqueológico tiene forma ovoidal y presenta dos recintos diferenciados.

            El recinto interior tiene planta de tendencia rectangular sobre plataforma cortada. Presenta habitaciones rectangulares en los extremos adosadas a la muralla, que dejan un espacio abierto al interior a modo de patio central.

            Siguiendo el cauce del río Nacimiento en dirección al pueblo nos encaminamos por la rambla Alfarache hacia el camino Real hasta llegar al cortijo de Amador, donde nos desviamos hacia el cerro Montagón, en cuyo emplazamiento existía una fortaleza árabe según describe el informante Madoz a mediados del siglo XIX y que aparece corroborado por el hallazgo de cerámica musulmana en las distintas prospecciones arqueológicas realizadas.

            Estaba vinculada a la fortaleza de Abla y su función estaba ligada al control del camino próximo y a la alfarería de este paraje. Desde la cima se ofrece una vista panorámica que domina la fértil vega de alrededor.

            Descendiendo del cerro tomamos la inmediata carretera de la Estación que nos conduce directamente hacia el pueblo.

 

UN DÍA DE VISITA EN ABLA

UN DÍA DE VISITA EN ABLA

                                Vista panorámica de Abla

 

      El pasado miércoles 30.09.2009 apareció publicado en el rotativo “Diario de Almería” un artículo dedicado a Abla en la sección “Opinión”, donde el escritor José Antonio Santano narra la visita realizada a Abla en su columna titulada “Imaginario”.

 

   El visitante estimó quedarse todo el día en el pueblo para conocerlo a fondo y decidió recorrer el blanco caserío sin prisas, recreó la antigua ciudad romana visitando sus monumentos históricos y el barrio de Los Castillos, con reminiscencias árabes, perdiéndose en sus laberínticas calles estrechas y serpeadas. También se acercó a un mirador para admirar la belleza de Sierra Nevada y divisar el paisaje con su verdor de  olivos y almendros.

 

   Finalizado el recorrido turístico, nuestro viajero aprovechó la ocasión para degustar la comida casera y el vino de la tierra en uno de los distintos restaurantes de la localidad y rememorando la visita, anotó en su cuaderno de viajes cómo en éste lugar idóneo la vida se serena.

LA RUTA DE LAS ADELFAS

LA RUTA DE LAS ADELFAS

                    Grupo de senderistas participantes en la ruta

       La ruta permite acercarse a conocer este poblado enclavado en la Sierra de Baza, siguiendo los antiguos caminos de herradura utilizados por los lugareños para desplazarse hasta la villa.          

Salida:           Aljibe-ermita Las Maravillas.  

Dificultad:      Media.

Recorrido:     Ida por el Camino Bajo y regreso por el Camino Alto. Distancia 13 km.

Visitas:           Las Adelfas Altas y Bajas, el puente, la ermita, la balsa, el peñón de Basalta, las construcciones rurales y las figuras indálicas.

Itinerario:

Bajamos desde la plaza Cruz de S. Juan por el antiguo camino de la Fuente del Manzano hasta el río Nacimiento y descendemos por su cauce hasta tomar la cuesta del Molinillo, que comunica con el camino Real. Siguiendo hacia la derecha, tomamos la vereda de la cortijada de Los Leones, actualmente deshabitada, y descendemos a la rambla Alfarache, que remontamos hasta tomar en el barranco de la derecha. Al cruzar la carretera de Escúllar el camino nos conduce a Las Adelfas Bajas, encontrándonos con el impresionante puente de Las Adelfas (s. XIX) de siete bóvedas de cañón.

En Las Adelfas Bajas de Levante puede visitarse, una vez solicitada la llave, la ermita S. José, Patrón del poblado, y por la vereda de bajada a la rambla nos dirigimos a Las Adelfas Bajas de Poniente, apreciándose en el muro exterior de una vivienda una curiosa figura indálica, como signo de protección y buen augurio.

Remontamos esta rambla y nos dirigimos hacia Las Adelfas Altas de Levante, tomando la vereda ascendente flanqueada de pitones, que nos conduce al caserío abandonado. Siguiendo el camino de bajada a la rambla, que nos lleva a la balsa de Las Adelfas, podemos visitar el anecdótico Peñón de Basalta.     Ascendiendo por la vereda que se prolonga, llegamos a Las Adelfas Altas de Poniente, donde se mantienen desafiantes al tiempo varias viviendas típicas con tejado de aleras.

El regreso lo hacemos bajando a la rambla de Las Adelfas, y tomamos el camino Alto. Cruzando la carretera de Escúllar vemos el cortijo “Juan Basilio”, donde fue capturado el afamado bandolero “El Bendito” por la Guardia Civil. La vereda  nos conduce a la carretera de la Estación que nos encamina directamente hasta el pueblo.

 

 

VISITA GUIADA EN ABLA

VISITA GUIADA EN ABLA

                    Explicando el escudo del caballero Alonso Bazán

 

     Como actividad complementaria a la celebración en Abla del “V Encuentro de Teleformación de la provincia de Almería”, celebrado en la “Posá del Tío Peroles” el pasado día 20 de junio, tuvo lugar una visita guiada por el pueblo para mostrar los monumentos más significativos de la localidad.

 

     La tarde no era propicia, pues a la hora del inicio nos amenazó la lluvia, que impedía en un principio su realización. Pero fue todo lo contrario, varios asistentes sacaron sus paraguas y algunos vecinos prestaron los suyos para evitar suspender la visita programada.

 

     El itinerario comenzó en el mausoleo romano para dirigirse a la plaza Cruz de S. Juan y después ascender por la calle Real hasta la plaza Mayor, y desde allí encaminarse a la plaza de S. Antón, deteniéndose durante el recorrido en los monumentos que se encuentran a su paso para dar una ligera explicación a los asistentes. La visita fue un éxito pues el personal que finalizado el evento se llevó una buena imagen cultural de Abla.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

ITINERARIO EN EL II ENCUENTRO RURAL DE BLOGS

ITINERARIO EN EL II ENCUENTRO RURAL DE BLOGS

                                     Carteles publicitarios

 

     Entre las actividades programadas en el II Encuentro Rural de Blogs, celebrado en Abla los días 16 y 17 de mayo, estaba previsto la celebración como actividad complementaria de un Itinerario por el pueblo, a fin de dar a conocer a los asistentes al acto los monumentos más significativos de Abla, en particular al personal que visitaba por primera vez el pueblo.

     La ruta guiada se inició con una breve introducción histórica de Abla y seguidamente se expuso un análisis del mausoleo romano atendiendo a su tipología, características, funcionalidades y datación cronológica. La ruta prosiguió por el Albollón donde se visitó “el tinao” hasta llegar a la plaza Cruz de S. Juan para admirar el aljibe-ermita. Posteriormente, se accedió por la calle Real, deteniéndose en la hornacina “La Caradiós” y “La Casa Barroca”, hasta la plaza Mayor donde los itinerantes se sumaron a “Las Carrozas”. Finalmente, se llegó a la Iglesia Parroquial donde se hizo una breve explicación de su historia, arquitectura, arte, heráldica, etc.

     Finalizada la ruta los asistentes se reunieron en “La Merendica” para intercambiar impresiones tanto del Itinerario histórico-artístico realizado en el casco urbano, promocionado por el Centro de Estudios Abulenses, como del Encuentro blogero clausurado.   

ABLA EN LA RUTA DE MÜNZER

ABLA EN LA RUTA DE MÜNZER

                      Rótulo de la Ruta de Münzer en Abla

 

     Abla figura en el recorrido de uno de los principales caminos de Al-Andalus que recoge el Legado Andalusí, la Ruta de Münzer. Esta antigua vía de comunicación fue muy transitada en época medieval y enlazaba Granada con Almería por los pueblos del interior, ladeando los macizos montañosos a su paso y en particular Sierra Nevada. También es conocida como Camino Real y actualmente se le atribuye el nombre de un viajero austriaco que la recorrió a caballo en el siglo XV. Jerónimo Münzer fue un médico, que viajó por España entre 1494 y 1495 y escribió un relato de su viaje por esta ruta, considerado como “interesante” por algunos historiadores.

 

     Este tramo de la ruta transcurre por una treintena de poblaciones uniendo las dos capitales andaluzas. El recorrido parte desde Almería en dirección Gador y Alboloduy para conectar con las comarcas Río Nacimiento donde se halla Abla y El Cenete hasta Guadix. Desde aquí prosigue por Cortes, Graena, La Peza, Quéntar, Dúdar y Cenes hasta culminar en Granada.

 

     Abla ofrece al viajero su rico legado andalusí formado por su pasado histórico y manifestado en las extintas fortalezas árabes de Abla y Las Juntas (s. IX). También cabe mencionar el poeta muladí El Ablí que cultivó la poesía lírica (s. IX) y la desaparecida fortaleza de La Alcazavilla donde se localiza la leyenda de una cautiva cristiana “La Relumbrosa”. El viajero debe hacer un alto en el camino al llegar a Abla, denominada “la flor del camino”, para visitar los monumentos que integran su patrimonio local, convivir en algunas de las fiestas y tradiciones ocasionales y sobre todo degustar los suculentos platos de la tierra.

LA RUTA DE LAS FUENTES DE ABLA

LA RUTA DE LAS FUENTES DE ABLA

                 Grupo de asistentes a la ruta de senderismo 

 

     Entre las actividades programadas en el calendario deportivo de las Fiestas Patronales de Abla para este año estaba prevista la realización de “La Ruta de las Fuentes”, integrada dentro del conjunto de Rutas temáticas locales, y que ha contado con la colaboración del club de senderismo Los Puntones.

 

     El punto de encuentro ha sido el Mausoleo a la s 9,30 horas. El itinerario seguido es el camino de Las Peñuelas donde se ha visitado la cimbra del mismo nombre y al traspasar la rambla se ha tomado el camino que nos conduce al área municipal de Los Lociones para proseguir por el nuevo camino de Los Olivares, deteniéndose en los diversos barrancos donde surgen los acuíferos que alimentan las distintas fuentes ubicadas a pie de monte junto a “la rambla”. Las señaladas fuentes son: Los Galindos, Colorá, Los Santos y Agria.

 

     Finalmente, los miembros del citado club han obsequiado a los asistentes a la ruta con una suculenta barbacoa en la nueva sede inaugurada, dentro de una entrañable cordialidad.

 


Inicio de la ruta al pie del Mausoleo Romano de Abla


Vídeo cedido por ’Abla en Internet’

.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

JORNADA DE TURISMO RURAL EN ABLA

JORNADA DE TURISMO RURAL EN ABLA

                          Marcalibro publicitario

     El pasado día 17 de Octubre/08 se realizó en Abla (Almería) la Jornada “Alpujarra Almeriense 2.0. Turismo Rural de Altura” dentro del Plan Turístico Alpujarra Almeriense, donde se han realizado diversos actos programados.

 

     Entre las actividades desarrolladas se ha realizado una ruta guiada por el Itinerario Histórico-Artístico de Abla, con la asistencia tanto del personal inscrito como de los organizadores de la Jornada Turística Rural. El punto de partida fue el Mausoleo romano (s. II) donde se impartieron unas líneas básicas de este monumento funerario. Siguiendo la antigua entrada a la población por el Albollón, se hizo una parada en el tinao “El Porche” y se prosiguió a la plaza Cruz de S. Juan para visitar el antiguo aljibe, reconvertido en el siglo XVIII en la ermita de Las Maravillas. Posteriormente, subiendo la calle Real se hizo una parada en la hornacina “La Cara de Dios” y ante una casa barroca de la localidad para exponer las características de esta mansión señorial.

     Finalmente, se visitó la Iglesia Parroquial (s. XVI-XVIII) donde se explicó el estilo mudéjar que encierra y las fases de su construcción, así como el curioso bajorrelieve que simula un pórtico clásico ubicado en la fachada sur. Tras unas breves alusiones al escudo de armas de don Alonso Bazán y la tradición de “La Cardoncha” se visitó el Punto de Información Micológica de Abla, donde se puso fin a este interesante Itinerario.

ITINERARIO ABULENSE EN GRANADA

ITINERARIO ABULENSE EN GRANADA

                                 Plano del Itinerario turístico

           Partimos de la Carrera del Genil y visitamos la Iglesia de las Angustias (Patrona de Granada), donde podemos admirar la magnífica cúpula ejecutada en 1760 por el artista polifacético Blas Antonio Moreno, nacido en Abla (1715). También concluyó, en el mismo año, el espléndido retablo mayor de estilo barroco de dicha Iglesia. Nos encaminamos por la citada Carrera, rodeamos la manzana de la Diputación Provincial y en la plaza Mariana Pineda ascendemos por la calle S. Matías, en cuya Iglesia se encuentra el majestuoso frontal barroco del Altar Mayor, realizado en 1752 igualmente por el retablista de Abla.

          Subiendo dicha calle cogemos a la derecha la calle Capitanía que nos conduce hacia el Archivo de la Real Chancillería, donde se custodian varios legajos judiciales relacionados con Abla desde el siglo XV al XVIII. Siguiendo la calle Pavaneras, tomamos la calle Colcha que nos lleva a plaza Nueva. Seguidamente, tomamos la Carrera del Darro y paseando por este típico rincón granadino visitamos el Museo Arqueológico Provincial, en cuyo patio porticado se expone una lápida epigráfica originaria de Abla, aunque el panel explicativo indica que data del período bizantino los estudiosos la atribuyen al siglo IV.

          Continuamos nuestro recorrido y llegamos finalmente al Paseo del Padre Manjón, nos sentamos en una terraza para saborear una merecida cerveza con tapa y admiramos las vistas que se alzan ante nuestros ojos de la Alhambra, que nos recuerda la cuna nazarita del Alguacil Mayor de Abla don Alonso Bazán Hacén llamado anteriormente Abul Hacén (ss. XV-XVI), quien fuera nieto del rey Muley Hacén y pariente enemistado del rey Boabdil.

      

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres