Blogia
CENTRO DE ESTVDIOS ABVLENSES Abla- Almería

Festividades

LOS FESTEJOS PATRONALES EN LA PLAZA MAYOR

LOS FESTEJOS PATRONALES EN LA PLAZA MAYOR

                Festejo taurino en la plaza Mayor

 

En la transición de la década de los sesenta a los setenta (s. XX) se produjo en Abla una alteración de los eventos patronales celebrados en el centro neurálgico de la villa, a raíz de la sustitución del pavimento despejado de tierra por el cementado y la colocación de una rotonda central ajardinada. Como consecuencia de la remodelación urbanística, algunos actos festivos han perdurado como la Toma de la plaza y la procesión del “Día de la Patrona” mientras que otros han desaparecido, caso de la fiesta taurina y “los juegos patronales”. Recientemente, han surgido nuevas programaciones participativas en los últimos años (concursos de cata de mosto y platos típicos, etc.).

Antiguamente, la celebración en Abril de las Fiestas Mayores en honor de los Patronos de la localidad, los Santos Mártires Apolo, Isacio, Crotato y la Virgen del Buen Suceso, conllevaba una serie de festejos de diversa índole en la plaza Mayor: procesiones, conciertos, toros, juegos populares, espectáculos, fuegos artificiales, verbena popular, etc.

Tradicionalmente los festejos se iniciaban oficialmente el día 19 de Abril a las 12.30 horas con repique de campanas y el trueno anunciador o chupinazo desde el balcón del Ayuntamiento, que daba aviso del comienzo de las Fiestas Patronales. A continuación, se procedía a la Toma de la Plaza, un concierto ofrecido por la Banda Municipal que interpretaba un repertorio variado de música.

Con ocasión de la festividad de la Excelsa Patrona la Virgen del Buen Suceso, el día 20 de Abril, tras la celebración de la Santa Misa en el templo parroquial tenía lugar la procesión de los Patronos para “dar la vuelta a la plaza” y regresar a la Iglesia, acompañados por autoridades, clero, escuadra de gastadores, banda de cornetas y tambores, banda de música, feligresía y devotos en general.

Otro atractivo era la celebración de los “Juegos Patronales” o juegos populares, promocionados por la Comisión de Festejos, que diferían según la programación de cada año. Estaban destinados a los mozos atrevidos donde los ganadores obtenían un premio preestablecido. Los más usuales eran “las carreras” de sacos, cintas, burros, etc., cuyo vencedor recibía el galardón concedido por el Ayuntamiento. La cucaña probaba la habilidad de los jóvenes en un poste impregnado y resbaladizo, donde los competidores debían trepar hasta el extremo para coger el premio colocado. “La cuerda”, ponía a prueba la fuerza y destreza de dos grupos de concursantes tirando por los extremos, etc. Otro juego era “la olla de la suerte”, consistía en que cada participante con los ojos vendados debía romper con un palo una de las diversas ollas colgantes, que contenían agua, “papelillos”, una rata, etc. o el premio acertado.

En la Fiesta local no podía faltar “la corrida de toros”, que aparece documentada en un pleito de 1738 y posteriormente en un cartel taurino de 1927. El provisional coso de madera y cuadrilongo, instalado para la ocasión, se adaptaba a la plaza casicerrada y cuadrangular. Estaba formado por una “barrera” montada con palos roderos, a modo de valla que circundaba exteriormente al ruedo, donde se alojaban los burladeros, los tendidos, los palcos particulares y el reservado a la banda de música, que amenizaba el ambiente. La asistencia al espectáculo taurino era muy concurrida, incluidos los abulenses más humildes, que aprovechaban la entrada libre del último toro de la tarde.   

La plaza central del pueblo cobraba vida en estas fechas, tanto con los festejos municipales, incluida la verbena popular, como con los puestos de los feriantes: “los turroneros”, la churrería, el tío vivo o “los caballitos”, la pequeña noria o “cunicas”, la caseta de tiro, las actuaciones de titiriteros ambulantes y otras atracciones de feria, donde el vecindario y visitantes asistían para disfrutar de estos días tan significativos del calendario local.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

ABLA EN FIESTAS PATRONALES

ABLA EN FIESTAS PATRONALES

                                                              Banderola Patronos de Abla

 

                                  ¡FELICES FIESTAS!

IDEA PARA EL ENGALANADO DE LA PLAZA MAYOR DE ABLA

IDEA PARA EL ENGALANADO DE LA PLAZA MAYOR DE ABLA

                    Plaza de la Constitución de Guadix engalanada

 

     La plaza Mayor de Abla es el centro neurálgico de la villa, donde tiene lugar cada año varios acontecimientos significativos de variada índole, principalmente con ocasión de la Semana Santa y las Fiestas Patronales, aparte de otros tradicionales, festivos y costumbristas, señalados por el calendario local.

     La procesión “El Paso” es una representación religioso-tradicional que rememora el encuentro de La Verónica con la Virgen y su Hijo. Alcanza la máxima congregación de personal en la citada plaza para presenciar dicho “encuentro”. La celebración de las Fiestas Patronales en Abril es otro punto de encuentro en esta plaza, donde tiene lugar varios actos religiosos y lúdicos, donde afluyen multitud de vecinos y visitantes.

     Para realzar estos festejos, sería acertado proceder al engalanado de la Plaza Mayor, vistiendo los distintos balcones de las viviendas de la primera planta, con la finalidad de dar más vistosidad a los actos y de paso mimar el decoro en tan días señalados. Esta idea sólo pretende dar un toque de colorido y decoro, muy similar a las plazas de distintas ciudades y villas españolas.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

FESTIVIDAD DE S. SEGUNDO

FESTIVIDAD DE S. SEGUNDO

                                                    Calendario local de Abla

          S. Segundo fue uno de los “Siete Varones Apostólicos”, que según la Tradición vinieron a la provincia Bética de Hispania en el siglo I a predicar la doctrina cristiana. Su importancia local se basa en que se le considera el evangelizador y primer obispo de Abula, ciudad que se identifica con la actual Abla almeriense.

          Tradicionalmente se le ha venido venerando en la localidad desde época inmemorial, cuya imagen ha procesionado desde antiguamente junto a los Patronos en el “Traslado”, que discurre desde la ermita a la Iglesia Parroquial y viceversa. Su imagen se venera en la capilla de S. Segundo, que tiene dedicada en la ermita Santos Mártires y permanece en la iglesia Parroquial hasta su traslado procesional en el primer fin de semana de Agosto.

           La festividad de S. Segundo viene recogida en el Calendario Litúrgico Pastoral de la diócesis de Almería el día 11 de Mayo, como Fundador y Patrono de la Iglesia de Abla. Está declarada como fiesta religiosa en el arciprestazgo comarcal, de la que es su Patrón. En Abla a S. Segundo se le considera Copatrón  junto a los Santos Mártires y goza de himno en su honor. La liturgia de esta festividad relativa a la misa, lecturas y oficio, viene recogida en el citado calendario pastoral.  En el mismo se indica que la Misa celebrada sea Propia o de Común de un Mártir, Gl., Cr., Pf. de Mártires. Las Lecturas señaladas son: Lecc. V, p. 49 + y siguientes (tres lecturas: Hch. o Ap., Apóstol y Evangelio) y las lecturas propuestas son las que a continuación se señalan: Hch. 13,46-49, p. 72 +; Sal. 88, p. 75 +; 2 Co. 4,7-15, p. 56 +; Mt. 28,16-20, p. 89 +. El Oficio de la solemnidad que se establece es la de Común de un Mártir.  

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres