Blogia
CENTRO DE ESTVDIOS ABVLENSES Abla- Almería

EL CUADRO DE LOS SANTOS MÁRTIRES DE LA CTDª. DE GUADIX (GRANADA)

EL CUADRO DE LOS SANTOS MÁRTIRES DE LA CTDª. DE GUADIX (GRANADA)

                                     Cuadro barroco de los Stº. Mártires           

            En la actual capilla de Nª. Sª. de la Esperanza de la ctdª. de Guadix (Granada), costeada hacia 1745 por el obispo D. Andrés Lich y Barretas y dedicada entonces a la Virgen de Belén, aparece rematando el retablo frontal (s. XVIII) un cuadro alusivo a los Patronos de Abla, los Santos Mártires Apolo, Isacio y Crotato, declarados Patronos de la villa en 1629. La razón por la que este cuadro se encuentra conservado en la ctdª. accitana, obedece a que la Parroquia de Abla pertenecía entonces a la diócesis de Guadix.

                Este lienzo pictórico, ofrece la particularidad de representar a los Santos Patronos de diferente modo a como figuran en las manifestaciones artísticas tradicionales. Aparecen arrodillados con las palmas de las manos juntas en actitud orante, mientras tres ángeles sobrevuelan sus cabezas portando sendas coronas de laurel. Igualmente, es de señalar que no aparece la Virgen del Buen Suceso (Patrona de Abla) sosteniendo el Niño en su brazo izquierdo. Haciendo un estudio comparativo con respecto a las tallas de imaginería barroca (s. XVIII) perdidas en 1936, el cuadro titulado “Mártires de Abla” del pintor G. Molinero (1918) y la Urna de los Patronos de Abla (Anónima), se evidencia que las divergencias son significativas.

                El conjunto pictórico integrado por seis imágenes religiosas, aparece distribuido en dos planos: Uno inferior o terrenal, donde aparecen representados los Santos Mártires piadosamente postrados y otro superior o celestial donde se aprecian unas figuras angelicales.  

                Las diferencias comparativas son notables, los Tres Santos no aparecen ataviados como soldados romanos con coraza y espada sino con indumentaria dieciochesca. También se advierte que en lugar de aparecer marchando figuran estáticos, y no consta la palma alusiva a su condición de mártires por el suplicio padecido bajo el gobierno del emperador romano Diocleciano (s. IV). Una disimilitud expresiva es la postura o pose de las imágenes, mientras tradicionalmente Apolo se muestra en posición orante,  Isacio exalta en su mano derecha la cruz y Crotato figura con la mano izquierda en el pecho, contrariamente en el cuadro aparecen arrodillados en posición orante. La diferencia más trascendental es que la figura de Isacio, presumiblemente situada entre ambos compañeros, no se representa ensalzando en su mano derecha el símbolo cristiano. Igualmente observamos que difiere la mirada de los Santos, pues en el modelo tradicional conlleva una representación simbólica y aquí permanecen conjuntamente absortos en la oración elevando los ojos al cielo.

                Atendiendo al plano celestial, en lugar de la Virgen con el Niño figuran tres ángeles que portan respectivamente una corona de laurel con ademán de ceñir las sienes de cada mártir. La diferencia es que en el conjunto iconográfico tradicional los Tres Mártires aparecen ya con sus cabezas ceñidas. Este atributo alude a la condición de los santos (corona) victoriosos (laurel) por mantenerse en la fe cristiana a pesar del cruel suplicio padecido. Otro contraste cualitativo es que la representación pictórica no recrea en su conjunto la ambientación de época romana en que acaeció el martirio.

                Finalmente indicar, que queda pendiente de estudio la razón por la que el artista no secunda la línea tradicional representativa, si se trata de la libre espontaneidad del pintor apartándose del modelo oficialmente reconocido, o por el contrario, no estaba definida entonces la representación oficial en las artes, tal  y como la conocemos de los Santos Mártires de Abla.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres